Tanta vida interior

Yo Hervir un oso, de Jonathan Millán y Miguel Noguera, no me lo he leído entero. Ni de coña. No quiero. Cuando tengo este libro cerca me pongo nerviosa como mi gato cuando le hablo con voz de pito: arqueo el lomo, doy vueltas, las patas no me sostienen, etcétera. Entonces lo abro por las páginas color amarillo postit y me encuentro, por ejemplo, con la Historia del Palé. Pataleo de pura histeria: tanta genialidad me ataca el sistema nervioso. Y es todo así, lo poco que he visto: Hitler, el gato Rausán, los juguetes de Batman.

Se me ha ocurrido que este libro, publicado por Belleza Infinita y que puede comprarse en Curiosite.es, es ideal para llevarlo siempre encima. Si conoces a alguien en un bar, se lo enseñas y no se ríe, ya le puedes decir sosegadamente que vas a la calle a fumarte un pitillito, para huir con viento fresco y la conciencia más limpia que la de un bebé.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s