Gourmandisse, escritora y un bellezón

No sabía en qué orden colocar los nombres en el título de esta entrada para definir en tres palabras a M.F.K. Fisher, una mujer fascinante a la que, entre otras virtudes, le encantaban los gatos, noblesse obligue… Norteamericana, de Michigan, está en las antípodas del arquetipo de yanqui loca que malcocina unas porquerías de mucho cuidado pero tiene una cocina de exposición siempre inmaculada. Para Mary Frances Kennedy “good food can not come from a bad kitchen”, así que le importaba un comino que la cocina estuviese un tanto mugrienta.

M.F.K. Fisher no es la escritoria culinaria al uso que se limita a contarnos sus recetas más logradas, la mejor forma de cocer una langosta o el restaurante ideal para comer bouillabaisse. Su prosa es de las más elegantes que he leído nunca, respira libertad por cada una de  sus páginas y su forma de mezclar recuerdos, amor, comida y amor a la comida arroja un resultado siempre exquisito. En el volumen The Art of Eating se recogen cinco de sus mejores libros, Consider the Oyster, Serve It Forth, How to Cook a Wolf,  The Gastronomical Me y An Alphabet for Gourmets.

Adelanto que Mary Frances se marchó recién casada y con 20 años a Dijon, Francia, donde descubrió placeres gastronómicos como el foie “al borde de la putrefacción”…, el resto lo dejo al puro goce de los textos de esta guapísima y excepcional escritora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s