Cine no apto para depresivos

Creí que ya estaba preparada para ver una película como Plan diabólico (Seconds) de John Frankenheimer.
Y eso que me dieron varios berrinches cuando volví a ver hace pocas semanas su película más conocida, El hombre de Alcatraz, que tanto me gustó la primera vez que vi, por lo tremendamente emotiva que resulta en casi cada uno de sus fotogramas. Creí que ya estaba preparada, pero me equivoqué. Pasé una noche de órdago de mala, llena de pesadillas, de la que desperté asfixiada por la angustia.

Pero los que estén equilibrados emocionalmente y les guste el cine de social fiction y horror arriesgado disfrutarán esta película del año 1966 de otra manera, por todos o por alguno de los distintos elementos que se conjugan en ella: el enfoque paranoico de la cámara, su espíritu libertario, insólito en el cine americano de ese tiempo, la crítica abierta al sistema, un sistema que ya entonces hacía aguas por todas partes, la interpretación de Rock Hudson, en las antípodas de las ñoñas cintas que solía rodar… Por cierto, y por mencionarlo solo de pasada, me dio la sensación de que Amenábar chupó del profundo frasco de Plan diabólico para construir el guión de Abre los ojos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s