Los gatos son psicopompos

He estado tiempo y tiempo sin escribir porque he estado enferma (hoy se supone que empiezo a recuperarme).  Como iba a trabajar en bicicleta (17 km diarios) con los fríos polares me empezó a doler la espalda y las piernas y todo el cuerpo. Volví a ir en metro a trabajar. Empecé a estar muy triste y a llorar, en el metro, en casa, en el baño del trabajo. Y el dolor no se me quitaba, no se me quitaba. En mitad de todo eso me fui a China, y estuve hasta en la Gran Muralla China (el trozo visitable va cuesta abajo), y el dolor no se me quitaba, no se me quitaba. Y venga a llorar en los hot pots, y los chinos me regalaban flores, porque son algo raros los chinos, no son malos como piensan algunos, es que son el reverso de los occidentales.

Image

Foto de Horacio Diez

Cuando estaba en Madrid, al llegar a casa de trabajar me iba a la cama directa, porque me dolía todo y estaba muy triste y muy cansada. Durante todo este tiempo mi gato no se ha separado de mí; los gatos, ya se sabe, hacen bastante su vida, siempre andan por casa dedicándose a sus cosas de gatos, como dormir en una butaca o perseguir alguna sombra. Pero estos meses no, ahora estaba (y está aún) siempre pegado a mí. Enseguida pensé, con toda mi lógica, que era un signo claro de que yo me iba a morir enseguida. Porque, como todo el mundo sabe, los gatos son psicopompos. Y mi gato estaba pendiente, para acompañar mi alma al otro mundo en cuanto me muriese.

Foto de Horacio Diez

Probablemente no me vaya a morir enseguida, porque hace dos días que han descubierto lo que me ocurre. y espero que realmente pueda curarme y pueda vover a ir en bicicleta (no todos días, y desde luego no cuando venga el frío de Siberia). Solo quería dar las gracias a mi gato por haber estado tan atento, sea o no sea un psicopompo. Seguirá ganando el título de Mr. Simpatía todos los días cuando llegue a casa y me esté esperando en la puerta.

Anuncios

4 comentarios en “Los gatos son psicopompos

    • Si lo que me pasaba es que tengo hipotiroidismo, por eso me contracturo y el frío me sienta fatal y lloro mucho… Igual no lo sabe mucha gente, pero los hipotiroideos sufren de los músculos y de rigidez y eso… En cuanto me empiece a hacer efecto mi medicación volveré a ir en bici, aunque no tan a lo bestiaaaaaaa, los cinco días de la semana, que son 17 km y luego nueve horas sentada en una silla poco ergonómica, payo… Eso, aunque no seas hipotiroideo no le sienta muy bien al cuerpo, y menos a una exfumadora reciente de 40, que ya empezamos a tener achaquitos… ¡Salud y mucho pedal!

  1. Llegué aquí porque estaba cazando psicopompos. Sorpresa. No sabía que los gatos estaban sospechados de ser tales. Nunca se sabe. Lo que yo sí sé es que hace unos años yo estaba mal mal mal. Y tampoco mi gatita se despegaba de mí… Hay quienes dicen que “ellos saben”. Que están ahí para transmutar nuestro dolor. Tal vez los gatos no son psicopompos. Tal vez los gatos son alquimistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s