Frío siberiano

Ayer hablaba con un amigo sobre la ola de frío que se nos ha venido hoy encima. “¿Por qué cuando llega una ola de frío siempre dicen que viene de Siberia? ¿Por qué no llegarán de Siberia chicas volando en un torbellino de nieve…?”, le dije guiñándole un ojo, porque mi amigo tiene una visión romántica de Rusia, sobre todo de Siberia, donde se imagina que habitan las mujeres más hermosas de la tierra.

Yo también comparto esa visión romántica y un poco trasnochada de Rusia, y creo que todos los rusos tocan el piano y escriben poemas dedicados al serbal y al abedul en su lengua cantarina… Otro amigo, un poco menos idealista y que las prefiere morenas, me ha venido hablando de unos vídeos que circulan por la Red y que, bajo el título de Meanwhile in Russia…, nos muestran la realidad actual del pueblo ruso y su capacidad casi proverbial para hacer el cafre. Pueblo de contrastes, maltratado siempre por la historia, brutal y delicado, venal y generoso, resultado de la mezcla entre Josif Brodski y los borrachos que caen desde un segundo piso y se levantan para seguir bebiendo. Cuando este frío siberiano te da en la cara, piensas de dónde llega y casi te pones contento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s