Vivir del cuento (del bisabuelo)

Aquel príncipe valaco que Bram Stoker rescató de la sangrienta historia de Centroeuropa sigue dando de sí. Vlad Draculea Tepes le vino a Stoker al pelo para crear el mito del vampiro en todo su esplendor, y se cuentan por decenas las obras literarias y cinematográficas (desde magistrales hasta de serie Z) dedicadas a Drácula.

Es innegable que Vlad III es un personaje con mucha sustancia como argumento para la literatura y el cine de horror: practicaba la guerra bacteriológica allá por el siglo XV, y unas 100.000 personas murieron empaladas a manos de sus hombres. Ahora Dacre Stoker, el bisnieto de Bram, saca a la venta Dracula: The Un-Dead, una novela que continúa la historia de los Harker, él alcohólico y ella inmortal, y del profesor Van Helsing, sospechoso de haber cometido los crímenes de Jack el Destripador. Un totum revolutum que seguro que se vende como churros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s